Metodos de Lucha Del Movimiento Obrero

Metodos de Lucha Del Movimiento Obrero

Citation preview

Escuela Profesional de Contabilidad

FACULTAD

: CIENCIAS CONTABLES Y ADMINISTRATIVAS

E.A.P

: CONTABILIDAD

CURSO

: SOCIOLOGIA EMPRESRIAL

TEMA

: EL MOVIMIENTO OBRERO

DOCENTE

: CPCC. SOLANO FLORES, CARMEN

CICLO

: III

INTEGRANTES

:     

CONDORI PAULINO, LIZETH CUEVA GUTIERREZ, MANUEL PEREZ PEDRAZA, MADELINE MEDINA TINOCO, ROSMERY REQUIZ SULOAGA, CARMEN

Barranca, enero del 2012

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

DEDICATORIA: El siguiente trabajo va dedicado a las personas que nos apoyan cada día en el desarrollo académico y profesional

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

INDICE •

Introducción…………………….…………………………..……….3



El Movimiento Obrero……...………...……………………….….…4



Métodos de Lucha………………….…………………….……….…6



El Ludismo………………………………………………….….……7



El Cartismo……………………… …...…..……………………...….8



La Revolución de 1848…………………………………….………13



El Sufragismo y el Feminismo……………..………………………20



Conclusiones……………………………………………………….23



Bibliografía……………….……………….......…..…………….…39

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

INTRODUCCION El movimiento obrero fue un movimiento social, a partir de la Revolución Industrial se generó un nuevo orden social, el cual estuvo marcado por el surgimiento del proletariado y que por lo tanto, se consolidaba la burguesía como grupo social hegemónico, al tiempo que se producía una expansión de los sectores medios. Este movimiento obrero se originó debido a la falta de derechos que los trabajadores tenían en las fábricas. Se inició en Inglaterra. Cuando surgió la revolución industrial una de las primeras consecuencias fue la creación de fábricas en las que se buscaba rentabilizar al máximo la producción. Una de las primeras reacciones contra este mercantilismo fue la destrucción de máquinas, a las que se responsabilizaba de la pérdida de la capacidad adquisitiva del pequeño artesano. Dando inicio al LUDISMO movimiento social que se caracterizó por la oposición a la introducción de maquinaria moderna en el proceso productivo. Su origen se remonta a la acción de "Ned Ludd", su mítico líder, un tejedor que en 1779 fue supuestamente pionero en este tipo de prácticas tras destruir el telar mecánico que manipulaba. Se desarrolló entre 1800 y 1830, fundamentalmente en Inglaterra y su intervención estuvo jalonada por una oleada de amenazas, tumultos y desórdenes que amedrentó a los patronos y provocó la intervención del gobierno. El CARTISMO supuso la toma de contacto de las masas obreras con la acción política. Hasta entonces habían concentrado su empeño en la conquista de mejoras de carácter laboral. En la “Carta” demandaban el sufragio universal, la supresión del certificado de propiedad como requisito para formar parte del Parlamento, inmunidad parlamentaria, un sueldo para los diputados, etc; estas peticiones poseían un marcado carácter político y eran necesarias para conseguir una profunda transformación social. La oleada revolucionaria que se extendió durante 1848 por gran parte de Europa, tuvo un marcado carácter social. Francia, Austria, Alemania, Suiza, al igual que otros estados, constituyeron escenarios en los que la clase trabajadora intervino en forma de protestas y motines junto a la pequeña burguesía liberal, frente a los intereses de la alta burguesía que acaparaba los resortes del poder. Sus demandas se centraron en una ampliación de los derechos y libertades conquistados durante la Convención Nacional francesa de 1793: sufragio universal masculino, democracia, asistencia social a los desfavorecidos, derecho al trabajo, libre sindicación, etc. La sociedad industrial y el liberalismo no aportaron cambios significativos a la situación política, legal y económica de las mujeres. El liberalismo afectó en mayor medida al status de los hombres, que logaron primero el sufragio censitario y más tarde el universal. Las mujeres quedaron excluidas de ambos sistemas durante largo tiempo. El movimiento sufragista no se constituyó en grandes masas y arraigó con más fuerza en las mujeres urbanas de clase media que poseían un cierto grado de educación. Conocidas figura del movimiento por la emancipación femenina fue la británica Emmeline Pankhurst (18581928), fundadora de la Unión Social y Política de Mujeres (WSPU) e inspiradora de diversos tipos de protesta (manifestaciones, huelgas de hambre, etc). Estudiar el feminismo es una parte de la historia de las mujeres. Las teorías feministas nos dan cuenta del pensamiento y la reflexión de algunas mujeres y de algunos varones en el contexto que les ha tocado vivir. El feminismo ha sido y es un ojo crítico con el que se puede mirar una sociedad, una perspectiva desde la que se ha estudiado la discriminación de las mujeres y las posibilidades -de ideas, teorías y prácticas- para superarla. Ha sido la revolución incruenta más larga (más de dos siglos), que permanece en nuestro tiempo y que ha adquirido un carácter universal inexcusable.

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

EL MOVIMIENTO OBRERO

Con la Revolución industrial, los tejedores ingleses, antiguos artesanos, se organizaron en cofradías o hermandades que tomaban el modelo de los gremios medievales. Estas cofradías agrupaban a los trabajadores que se asociaban para ayudarse mutuamente. Aunque este movimiento no cuestionaba la industrialización, sino que reclamaba mejoras en las condiciones laborales, las primeras manifestaciones del movimiento obrero se plasmaron en el ludismo: la destrucción de máquinas, a las cuales se las responsabilizaba de la pérdida de la capacidad adquisitiva del pequeño artesano. Éste término debe su nombre a Ned Ludd, primer trabajador inglés que rompió un telar. A medida que los obreros tomaron conciencia de que no era la máquina su enemiga sino el uso que de esta se hacía, fue cuando comenzaron a dirigir sus quejas a los empresarios con criterios contemporáneos (exigencias de mejoras salariales, de jornada y de condiciones de trabajo y métodos como la huelga). A partir de entonces nacieron las Trade Unions, el sindicalismo entendido como un movimiento de resistencia contra el capitalismo. En los primeros decenios de la industrialización se produjo una degradación de las condiciones de vida de los trabajadores: • • • •

Aumento de la jornada laboral. Pérdida salarial. Generalización del trabajo infantil. Negación ante la ayuda económica para enfermedades, paro forzoso o vejez.

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad Por todo esto se crearon los sindicatos en los que se reunía la gente trabajadora de un mismo oficio para defender sus reivindicaciones mediante huelgas. Constituían sociedades de ayuda mutua, las cuales disponían de cajas comunes con capital proveniente de las cuotas de los asociados. En 1834 se formó la Great Trade Unión (unión de sindicatos de oficios) en las que las cuotas de afiliación para posibles nuevos socios eran demasiado elevadas. El sindicalismo británico optó, en sus orígenes, por las reivindicaciones económicas, sin adherirse a ideales políticos revolucionarios. Durante las décadas de 1830 y 1840 se fundaron asociaciones obreras en los países del continente europeo, entre los que se encontraban Alemania, Francia, España y Bélgica. Este movimiento obrero se manifestó en la mayoría de países industrializados mediante otras organizaciones, ej: cooperativas. En los años 1838 y 1848, el movimiento obrero británico pasó a la acción política utilizando el cartismo (consistió en un movimiento en Inglaterra que trató de presionar al parlamento mediante la recogida de firmas en apoyo a determinadas cartas donde se reivindicaban ciertos derechos. En una de ellas, concretamente en el año 1838, se definía un programa democrático basado en el sufragio universal masculino). El cartismo organizó huelgas, pero el movimiento fracasó a causa de la represión, de las divisiones internas y la derrota de la revolución de 1848 en Europa. Los obreros se reunieron en organizaciones republicanas y de izquierdas a favor del sufragio universal masculino. Después de aquella revolución, las doctrinas socialistas empezaron a crear partidos de clase, de carácter exclusivamente obrero.

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

METODOS DE LUCHA Dentro de los métodos de lucha, utilizados para reclamar los derechos de la clase trabajadora tenemos: • Ludismo: Es un movimiento en contra de las máquinas, ya que se veían como la causa motivo de los problemas de los obreros: bajos sueldos, despidos. • Cartismo: El cartismo consistió en un movimiento en Inglaterra que trató de presionar al parlamento mediante la recogida de firmas en apoyo a determinadas cartas donde se reivindicaban ciertos derechos. • Diálogo social • Negociación colectiva • Resistencia civil • Desobediencia civil • Lucha Democrática de Masas • Sociedades de correspondencia • Sindicalismo • Sindicalismo marxista • Sindicalismo socialdemócrata • Anarcosindicalismo • Sindicalismo revolucionario • Sindicalismo corporativista • Parados en lucha • Protestas Entre los métodos de lucha del movimiento obrero, tomaremos dos para su análisis respectivo, siendo los siguientes:

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

EL LUDISMO

El ludismo (luddism, en inglés) fue un “movimiento obrero que adquirió auge en Inglaterra a partir del odio hacia las máquinas. Sus seguidores se llamaban ludistas o luditas (luddites en inglés), nombre que tomaron del semilegendario líder del movimiento, Ned Ludd, que fue el primero en romper un telar como protesta”. El ludismo representaba las protestas de los obreros contra las industrias por los despidos y los bajos salarios ocasionados por la introducción de las máquinas. Estas revueltas eran desorganizadas y los obreros atentaban contra las máquinas destruyéndolas. • Historia: El ludismo tuvo una vida relativamente corta. Pronto muchos de los dirigentes obreros comprendieron que no eran las máquinas sino los empresarios sus enemigos. Gran Bretaña conoció cuatro grandes oleadas ludistas entre 1811 y 1816 y se extendió por toda Europa. El movimiento se oponía a toda clase de tecnología, que según su vertiente ideológica, hace que el hombre pierda su capacidad laboral y por ende creativo, para servirse de manera esclavista de las formas de tecnología, que hacen más productivo el trabajo en términos de rapidez y no del capital humano. El maquinismo supuso muy pronto el deterioro de las condiciones laborales de los obreros y, al principio, dejó a muchos sin trabajo. El ludismo surgió como una primera respuesta violenta a las crecientes tasas de desempleo que supusieron la implantación de máquinas capaces de hacer el trabajo de varios hombres, con la consiguiente pérdida del empleo por parte de los mismos, SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad implicando que los obreros empezaran a ver a las máquinas como causantes de sus problemas. Ya empezaba a manifestarse un sentimiento de unidad entre las clases proletarias, mejor conocido como conciencia de clase, que les lleva a una mejor organización como grupo, llevando a cabo protestas pacíficas para la mejora de sus condiciones de vida y trabajo. La disolución violenta, por parte del ejército, de una manifestación de trabajadores en Nottingham que pedían trabajo y un salario más justo, tuvo como respuesta el incendio nocturno de sesenta máquinas de tejer medias. Estas acciones destructivas, que se extendieron por las zonas de intensa industrialización de Lancashire y Yorkshire en 1812, tomaron el nombre de un imaginario Capitán Ludd (probablemente en recuerdo de Ned Ludd), que firmaba las cartas intimidatorias dirigidas a los propietarios de las máquinas. En ellas se exigía la pronta retirada de las máquinas para una fecha en concreto, o en caso contrario, enviaría hombres a destruirlas, quienes en caso de encontrar resistencia, tendrían incluso su autorización para asesinar a los dueños y destruir las propiedades. La respuesta gubernamental a dicho movimiento llegó a suponer la ejecución de dieciocho ludistas en 1813. A partir de 1817 el movimiento empezó a decaer, pero se continuó en el campo inglés en los años 1830 y se extendió a otras regiones del continente europeo, donde la Revolución industrial estaba adquiriendo relevancia.

EL CARTISMO El Cartismo (chartism en inglés) “fue un movimiento de la reforma social que surgió en Reino Unido y que expresaba la agitación de la clase obrera, debido a los cambios derivados de la Revolución Industrial, la coyuntura económica y a leyes promulgadas por el Parlamento”. Al igual que el ludismo el cartismo fue un movimiento propio de la primera etapa del movimiento obrero pero, a diferencia de aquel, tuvo una índole esencialmente política. Obtuvo su nombre de la Carta del Pueblo (The People's Charter) que es un documento escrito el 7 de junio de 1837, en el British Coffee House de Londres. Enviado al Parlamento Británico en 1838, que señala las 6 peticiones del movimiento en las que se reivindicaba:  Sufragio universal (a los hombres mayores de 21 años, cuerdos y sin antecedentes penales).  Voto secreto  Sueldo anual para los diputados que posibilitase a los trabajadores el ejercicio de la política.  Reunión anual del parlamento, que aunque pudiera generar inestabilidad, evitaría el soborno.  La participación de los obreros en el Parlamento mediante la abolición del requisito de propiedad para asistir al mismo.  Establecimiento de circunscripciones iguales, que aseguren la misma representación al mismo número de votantes. Los defensores del cartismo pensaban que cuando los trabajadores alcanzasen el poder político, podrían adecuar las leyes a sus intereses de clase. La duración de este SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad movimiento abarcó una década, entre 1838 y 1848, aunque las reuniones del movimiento continuaron hasta 1852. Se manifestó en 3 oleadas: en 1838, 1842 y 1848.

• Antecedentes Económicamente, era una situación complicada: se arruinaron muchas cosechas por la plaga de las patatas lo cual derivó en un periodo de carestía y también había una crisis de la industria fabril. En Inglaterra, el movimiento obrero tenía más fuerza que en otros países, pues aunque las asociaciones obreras no estaban permitidas, tampoco estaban prohibidas (se derogaron las Combination Acts en 1824). Las Trade Unions, asociaciones de trabajadores según su oficio, tenían una importancia significativa desde la creación de la Unión General Labour en 1838. Además, hubo varios precedentes del movimiento cartista en el contexto agrario: Movimiento del Captain Swing. Nace en Kent y se extiende por Inglaterra en 1830, y consiste básicamente en la destrucción de máquinas agrarias, que según los seguidores del ficticio capitán, les quitaban el trabajo a los jornaleros. También tomaron otras medidas como dirigirse al rey o la destrucción de cosechas. El movimiento acabó con una represión durísima. También hay que tener en cuenta el movimiento ludita, aunque éste era de carácter urbano. Se forma un sindicato de agricultores, en el condado de Dorset en 1834, formado esencialmente jornaleros. Formaron una sociedad amistosa de obreros agrícolas cuyos miembros juraron mantener el secreto. Sus líderes fueron arrestados por conspiración y les condenaron al destierro. En cuanto a las leyes que hicieron surgir el movimiento, destacan: • La Reforma de las Leyes de 1832. Se intentaron redistribuir los escaños para eliminar los burgos podridos y aumentar el número de votantes (para que llegase a las clases burguesas medias). En la práctica fue una decepción, pues no amplió el número de votantes. SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad • Las Leyes Obreras de 1833, que limitaban el trabajo infantil y obligaban a los empresarios a instalar escuelas religiosas junto a las minas. Su cumplimiento no era muy estricto. • Las Leyes de Pobres (Poor’s Laws) de 1834. Son una serie de normas que formaban un sistema de ayuda legal a los pobres ingleses financiado con impuestos, proporciona ayudas a los pobres pero les prohíbe mendigar fuera de sus parroquias de origen. La ley no es bien acogida ni por productores ni por los trabajadores, pues limitaba el movimiento de mano de obra. El mayor impulso para el Cartismo fue la Asociación de Trabajadores de Londres (ATL) (London Working Men's Association), creada en 1836 por Henry Hetherington, William Lovett y James Watson. El Cartismo también recibió apoyo de algunos diputados radicales del Parlamento, como Feargus O'Connor, que en noviembre de 1837 creó el periódico the Northern Star en Leeds. Éste periódico será muy importante porque tiene una gran tirada, y llegaba a mucha gente: los que sabían leer se lo leían a los que no. • Desarrollo  Primera Oleada Los defensores del cartismo pensaban que cuando los trabajadores alcanzasen el poder político, podrían adecuar las leyes a sus intereses de clase. El 28 Febrero de 1837 William Lovett (que reclamó el derecho al sufragio universal en 1831, basándose en que si los obreros producían la riqueza del país tenían derecho a participar en la vida política), escribe los 6 puntos de la People's Charter, en nombre de la Asociación de Trabajores de Londres. Vuelve a tener presencia política la Unión Política de Birmingham de Thomas Attwood. Ésta organización buscaba la ampliación del derecho a voto y la redistribución del sufragio. En mayo de 1838 se presenta la Petición Nacional en Birmingham y en Glasgow hay un mitin de Cartistas para que la gente se una al movimiento. Se realizaran más mítines por Inlgaterra. En enero de 1839 la ATL presenta la Carta y en febrero tiene lugar la Primera Convención Cartista en Londres y después en Birmingham. Sus dirigentes trataron en numerosas ocasiones que sus peticiones fueran atendidas. En julio de 1839, Thomas Attwood, diputado por Birmingham, presentó una petición con 1.200.000 firmas al Parlamento que no fue aceptada (por 235 votos a 46). Entonces se originó una división entre los dirigentes del movimiento: • Moderada: W. Lovett y Robert Owen, que eran más moderados, tenían pretensiones más económicas y defienden la organización de cooperativas de producción y la supresión de los intermediarios. Buscan el entendimiento con las clases medias. • Radical: Bronterre O'Brien o por O'Connor se inclinaban más por la lucha política, los mítines y la huelga, buscan la revolución social. El irlandés O'Connor, es uno de sus más fervorosos defensores, aunque en 1842 se retiró de la Carta original y persiguió un concepto utópico de reforma social agrícola. Tras muchas discusiones, se llegó a la conclusión de que era necesaria una huelga general, propuesta que no se llevó a cabo finalmente, aunque sí hubo estallidos de violencia esporádicos, como por ejemplo, el ocurrido en Newport en 1839, en el que 3.000 personas salieron a manifestarse. EL gobierno sacó a los soldados a la calle y hubo, al menos, 20 muertos y varios heridos. John Frost y otros líderes del SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad levantamiento fueron acusados de alta traición y sentenciados a ser ahorcados pero finalmente sólo fueron deportados. En el 41, Thomas Slingsby Duncombe pide el perdón a los involucrados en el levantamiento de Newport. O'Connor es sentenciado a 18 meses de prisión por la publicación de documentos calumniosos.  Segunda Oleada La Segunda carta está alentada por la crisis económica de estos años, la rebaja de sueldos y los problemas con los precios de los alimentos de primera necesidad, especialmente el pan. Esto se debe a las leyes proteccionistas británicas, que protegen a los propietarios de grandes latifundios mediante las Leyes del Trigo (o Corn Laws), que establecen aranceles altísimos a la importación de trigo. La segunda petición concurre en su desarrollo con una gran movilización entre los mineros de Gales, que se podría considerar un precedente de huelga general, y la Liga de Manchester. La Liga de Manchester es una asociación de comerciantes, pequeñoburgueses y manufactureros contra el proteccionismo y a favor del librecambio. Es el momento en que coinciden los intereses del Cartismo y la Liga de Manchester para derogar los aranceles sobre el grano. El cartismo pasa a ser un movimiento interclasista. En 1842 la movilización cartista contiene los seis puntos de antes y algunas peticiones de orden social, entre las que está la petición contra los aranceles del grano, y una ley de minas. En estos momentos, William Lovett funda un nuevo movimiento llamado Asociación Nacional del Reino Unido para promover la mejora social y política del Pueblo (National Association of the United Kingdom for Promoting the Political and Social Improvement of the People). El 20 de Julio de 1840 se funda en Manchester la National Charter Association (NCA; Asociación Nacional de la Carta) para reunir a las organizaciones locales. En agosto de 1841, con la subida al poder de los Tories de Robert Peel, la NCA empieza a preparar la segunda petición para ver cuál la actitud del nuevo gobierno. En 1842 se convoca una nueva Convención Cartista en Londres y el 4 de mayo se presenta la Segunda Carta, respaldada con más de 3 millones de firmas, al Parlamento. La Cámara de los Comunes la rechaza por 287 votos a 47. Esto provoca que se organice una Huelga General (Plug Plot riots) en Lancashire, Staffordshire y otras zonas del norte de Inglaterra y Escocia, sobre todo organizada por el sector textil. Además, hubo otras pequeñas revueltas por los precios del grano. Muchos de los líderes del Cartismo fueron arrestados y 79 cartistas fueron desterrados a Australia. Lo que se consiguió con la segunda petición fue la limitación de las Leyes de Pobres de 1834. Éstas eran muy impopulares y contra esta reforma se manifestaron David Ricardo, Malthus y Sénior, parlamentario que preside la comisión en la que se discute la reforma. Sus razones eran que no permitían la libre circulación de mano de obra, que hace que aumente el precio de la contratación, y que dando a los pobres una paga hace que aumente la demanda y por tanto el precio de los productos. Los mayores detractores de estas leyes fueron los propietarios de industrias urbanas.

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

 Tercera Oleada

La Gran Marcha Cartista en Kennington Common. En 1846 consiguen que se rechace el Corn Laws. Las revoluciones liberales de 1848 en Francia y otros países europeos hacen que las monarquías (electivas o no) de Europa caigan, y durante estos años se va a desarrollar un ambiente de revolución. El pueblo quiere tener competencias políticas, se pide el sufragio universal masculino y derechos sociales. Es en este año cuando Marx publica su Manifiesto Comunista, aunque no tendrá importancia hasta dentro de unos años. Mientras, en Inglaterra, las elecciones de 1847 las ganan los Whigs de Rusell y O'Connor es elegido miembro del Parlamento por Nottingham. Se funda el 22 de marzo la People's Charter Unión por James Watson, Henry Hetherington y Richard Moore, en oposición a la NCA. Los Cartistas se reúnen en abril y el 10 de ese mismo mes presentan la Tercera Petición al Parlamento después de un mitin en Kennington. Los cartistas dicen que hay más de 5 millones y medio de firmas, pero los miembros del Parlamento sólo contabilizan 1.975.496, incluyendo varias falsificaciones. Se extienden los disturbios y levantamientos en Londres (también en Irlanda). Se detienen a muchos de los manifestantes que serán desterrados. Los Cartistas consiguen la reducción de la jornada laboral a 10 horas, sólo en las industrias fabriles, aunque su obligatoriedad fue muy cuestionable. Es un antecedente de intervención estatal en el mundo laboral. Cuando se rechaza la carta del 48 y la revuelta de Abril fracasa, el movimiento deja de tener la importancia que había tenido en los años anteriores, pierde su fuerza de convocatoria masiva y se ve afectado por la muerte de varios dirigentes (Henry Hetherington). Entonces, el movimiento se intenta acercar a las clases medias, mediante la creación de la "Moderate National Charter League", pero ya no es una corriente tan poderosa como en años pasados. La National Land Company (creada para ayudar a las clases trabajadoras a satisfacer el requisito de propiedad para acceder al Parlamento) se disuelve y la convención Cartista se acerca a posiciones más socialistas. En 1851, el periódico The Northern Star cierra y en 1858 se celebra la última convención Cartista. • Consecuencias: SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad El movimiento fracasó por las disensiones internas entre las tendencias moderada y radical, por la falta de contacto con las clases medias y el resurgimiento económico que se produjo durante la década 1850-1860, que declinó la actuación política y radicalizada de los movimientos obreros y motivó el renacimiento de los sindicatos. La represión del gobierno británico, que militarizó las zonas en donde la agitación se hizo más activa, abortó el movimiento. Éste quedó escindido de forma irreversible hasta su desaparición, que se produciría debido a la frustración de las revoluciones de 1848, que asestó el golpe definitivo a las aspiraciones cartistas. En adelante la lucha de carácter político sería abandonada por los obreros ingleses, quienes moderaron en gran medida sus reivindicaciones para concentrarse en la lucha de carácter sindical. La acción política se circunscribió al continente, de manera más significativa a Francia. El cartismo no fue un fracaso rotundo, pues constituyó una importante experiencia para la clase obrera en su intento de mejorar las condiciones de vida, ya que fue el primer ensayo de organización política obrera. “El cartismo supuso la toma de contacto de las masas obreras con la acción política, que hasta entonces habían concentrado su empeño en la conquista de mejoras de carácter laboral. Contribuyó a aumentar la conciencia de clase y a que los obreros luchasen para aumentar la representación popular en el Parlamento. Por lo tanto, el Cartismo ni fue un éxito pero tampoco un fracaso. Se trató de una experiencia importante para la clase obrera que a partir de este momento empezaría a exigir mejores condiciones, consciente del destacado rol que ocupaban dentro de la sociedad, y que empezaría a apoyarse en las clases medias, ya que después de ésta experiencia se dieron cuenta de que no podrían conseguir las reformas políticas necesarias para democratizar el sistema inglés sin su apoyo. Con el tiempo, las reivindicaciones cartistas triunfaron, excepto los parlamentos anuales”.

LA REVOLUCION DE 1848 Revolución o revoluciones de 1848 (la Primavera de los Pueblos o el Año de las Revoluciones) “es la denominación historiográfica de la oleada revolucionaria que acabó con la Europa de la Restauración (el predominio del absolutismo en el continente europeo desde el Congreso de Viena de 1814-1815). Fueron la tercera oleada del más amplio ciclo revolucionario de la primera mitad del siglo XIX, que se había iniciado con las denominadas revoluciones de 1820 y revolución de 1830. Además de su condición de revoluciones liberales, las revoluciones de 1848 se caracterizaron por la importancia de las manifestaciones de carácter nacionalista y por el inicio de las primeras muestras organizadas del movimiento obrero”. Iniciadas en Francia se difundieron en rápida expansión por prácticamente toda Europa central (Alemania, Austria, Hungría) y por Italia en el primer semestre del año 1848. Fue determinante para ello el nivel de desarrollo que habían adquirido las comunicaciones (telégrafo, ferrocarril), en el contexto de la Revolución industrial. Aunque su éxito inicial fue poco duradero, y todas ellas fueron reprimidas o reconducidas a situaciones políticas de tipo conservador, su trascendencia histórica fue decisiva: quedó clara la imposibilidad de mantener sin cambios el Antiguo Régimen, SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad como hasta entonces habían intentado las fuerzas contrarrevolucionarias de la Restauración. • Contexto político, económico y social Tras el Congreso de Viena, en aplicación del principio de legitimismo dinástico, las monarquías absolutas fueron restauradas en los territorios donde las Guerras Napoleónicas habían instalado Estados liberales. Este restablecimiento del Antiguo Régimen en un periodo de cambio socioeconómico no se correspondía, en términos de evolución histórica, con el surgimiento de una opinión pública de tipo contemporáneo, cada vez más identificada con los valores de la sociedad industrial y urbana, en la que las clases medias, los profesionales liberales y los estudiantes universitarios tenían un peso decisivo (si no numérico sí en influencia); y que se mostró favorable a los movimientos liberales y nacionalistas. Las potencias absolutistas (Austria, Prusia y Rusia) consiguieron, mediante la Santa Alianza y la convocatoria periódica de congresos, controlar los periódicos estallidos revolucionarios de 1820 y 1830.

Fotografía coloreada tomada por Kilburn en la manifestación cartista del 10 de abril de 1848 en Kennington Common, Londres.

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

Despedida de un barco de emigrantes que parte de Irlanda. El proceso de proletarización de las clases bajas en las zonas más desarrolladas industrialmente trajo como resultado la aparición de un movimiento obrero organizado, especialmente potente en Gran Bretaña. El 21 de febrero de 1848 aparece publicado en Londres el Manifiesto Comunista de Karl Marx y Friedrich Engels, encargado por la Liga de los Comunistas; pero no hubo un movimiento revolucionario significativo en Inglaterra, cuyo sistema político había demostrado suficiente flexibilidad como para ir asumiendo las reivindicaciones de mayor participación (cartismo, Reform Acts). En Francia, los denominados socialistas utópicos (Proudhon, Saint-Simon, Louis Blanc) tuvieron un gran protagonismo en los acontecimientos de 1848. La plebe urbana siempre había tenido un papel en los movimientos populares, aunque el protagonismo o la utilización de ello correspondieran a otros grupos. “La novedad de esta revolución fue que durante un breve periodo del año 1848 pareció posible la puesta en práctica de un programa político diseñado a partir de la toma de conciencia de los intereses propios de la clase obrera”. • Crisis coyuntural Hubo tres acontecimientos económicos que avivaron la incertidumbre del momento y que contribuyeron a desencadenar las revueltas:  Entre 1845 y 1849 la plaga de la patata echó a perder las cosechas, lo que fue especialmente grave en Irlanda (Gran Hambruna irlandesa). Este suceso coincidió con la carestía general en Francia de 1847 que, al igual que en otros países de Europa, originó graves conflictos internos y una fuerte oleada migratoria.  En el otoño de 1847 estalló una crisis del comercio y la industria en Inglaterra, con la quiebra de los grandes comerciantes de productos coloniales. La crisis afectó también a los bancos agrarios ingleses y en los distritos industriales se produjeron cierres de fábricas.En París la crisis industrial estuvo acompañada además por una consecuencia particular: los fabricantes y comerciantes al por mayor que, en las SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad circunstancias que entonces se estaban dando, no podían exportar sus productos, abrieron grandes establecimientos cuya competencia arruinó a los pequeños comerciantes, por lo que éstos se involucraron en la revolución.

Barricada en la rue Soufflot, París, 24 de junio de 1848.  Francia En Francia, la denominada revolución de febrero supuso la caída de la monarquía de julio de Luis Felipe I de Francia (el rey de las barricadas que debía su trono a las tres gloriosas jornadas revolucionarias de 1830). Tras la instauración de la Segunda República Francesa (25 de febrero de 1848), inicialmente muy radical, se impuso un régimen moderado: el de Luis Napoleón Bonaparte, primero como presidente (10 de diciembre de 1848) y luego como emperador de los franceses, en el Segundo Imperio francés (1852).

Revolución de marzo en Berlín. SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad  Alemania En la mayor parte de los Estados de la Confederación Germánica (la institución que sustituyó al Sacro Imperio Romano Germánico disuelto durante las guerras napoleónicas) el movimiento revolucionario conocido como Märzrevolution (revolución de marzo) llevó a la formación gobiernos liberales, los denominados Märzregierungen ("gobiernos de marzo"). El 10 de marzo de 1848, el Bundestag (parlamento federal) de la Confederación Germánica nombró un Siebzehnerausschuss ("comité de los diecisiete") para preparar un texto constitucional; el 20 de marzo, el Bundestag urgió a los estados de la confederación a convocar elecciones para una asamblea constituyente. Tras graves altercados callejeros (Barrikadenaufstand) en Prusia, también se convocó una Asamblea Nacional Prusiana, para preparar la constitución de ese reino. El parlamento de Fráncfort, reunido desde el 18 de mayo, redactó la Constitución de Fráncfort de 1849, que preveía una Alemania unificada como una monarquía constitucional. No fue aceptada por los príncipes soberanos de los estados alemanes, ni siquiera por el rey de Prusia, al que se ofreció elegirle como emperador. En los territorios de Schleswig-Holstein, anexionados al reino de Dinamarca (donde a su vez hubo un movimiento revolucionario que condujo a la formación de una monarquía constitucional) se produjo un movimiento nacionalista que llevó a la primera guerra de Schleswig-Holstein (1848-1849).

Barricadas de Praga, junio de 1848.

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

Barricadas de Viena, 26 de mayo de 1848.

Episodio de las cinco jornadas de Milán, 18-22 de marzo de 1848.  Estados de los Habsburgo En el Imperio austríaco se intentaron llevar a cabo ciertas reformas, obligados por la presión revolucionaria en todos los territorios del imperio plurinacional y otros territorios controlados por los Habsburgo: Austria, Hungría, Bohemia, Voivodina, Italia, etc.

 Otros estados italianos Además de los movimientos revolucionarios en las zonas controladas por los Habsburgo (reino Lombardo-Véneto, Parma, Módena y Toscana), hubo sublevaciones en zonas de los Estados Pontificios y del reino de las Dos Sicilias (Nápoles y Sicilia), siendo particularmente importantes la revolución siciliana de 1848 (que se inició el 12 de SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad enero, un mes antes de las jornadas revolucionarias de París) y la proclamación de la República Romana (1849).

Batalla de Miloslaw, Polonia, 30 de abril de 1848.  Polonia La continuidad de las sublevaciones polacas contra el dominio ruso fue una constante. Tras la sublevación de la Gran Polonia de 1846, el ejemplo de las revoluciones en Francia y Europa central (la partición de Polonia hacía que hubiera territorios polacos tanto en Prusia como en el Imperio austríaco) estimuló la sublevación de la Gran Polonia de 1848 o sublevación de Poznan.

Manifestación de 1848 en Bucarest, llevando la bandera tricolor de Rumanía.  España De modo simultáneo a la revolución parisina, hubo intentos de sublevación contra el gobierno moderado de Narváez por parte de elementos liberales progresistas, pero la división interna de éstos, especialmente las dudas que los dirigentes tenían sobre el radicalismo de las bases, y la energía de la represión que desplegó el gobierno, las hicieron fracasar. El espadón español fue considerado en las cortes europeas como un SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad defensor del orden establecido, a la altura de Radetzky y Winditschgratz; y el discurso de Donoso Cortés apoyando su actuación (La dictadura necesaria -Narváez disolvió las cortes y gobernó sin control parlamentario durante dos años-) tuvo también eco en la opinión conservadora internacional. No obstante, hubo repercusiones posteriores: al año siguiente se sustanció la escisión de los progresistas y se fundó el Partido Demócrata, y seis años después se produjo la revolución de 1854. Benito Pérez Galdós ambientó uno de los Episodios nacionales (Las tormentas del 48) en ese momento histórico.

EL SUFRAGISMO

1848, Seneca Falls (Nueva York) Durante el siglo XIX, en Europa Occidental y Norteamérica se inició un movimiento, el feminismo, que luchó por la igualdad de la mujer y su liberación. En un primer momento, los movimientos feministas y sufragistas estuvieron dirigidos por mujeres de procedencia burguesa que no consiguieron nunca movilizar ampliamente a las mujeres trabajadoras. Junto a este feminismo, y a veces frente a él, se intentó desarrollar un feminismo de clase, socialista y comunista, que se debatió entre la fidelidad a la causa feminista y la fidelidad a los partidos políticos respectivos. Los ideólogos del primer movimiento obrero, en la primera mitad del siglo XIX, mantuvieron posturas contradictorias respecto a la igualdad de derechos de la mujer. Los socialistas utópicos, Saint-Simon, Blanqui, Fourier, a pesar de reconocer la necesidad de independencia económica de las mujeres, no fueron lo suficientemente críticos con la división sexual del trabajo. Sin embargo, su rechazo a la sujeción de las mujeres tuvo gran impacto social, y su tesis fue asumida por el socialismo posterior. Para el Marxismo el origen de la sujeción de las mujeres no estaba en causas biológicas -la capacidad reproductora o la constitución física- sino sociales. La emancipación de las mujeres debía ir ligada a su retorno a la producción y a la independencia económica. SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad El análisis marxista sobre la condición de la mujer no fue aceptado por todos los socialistas y se utilizaron diferentes argumentos para oponerse al trabajo asalariado de las mujeres: la necesidad de proteger a las obreras de la sobreexplotación, el elevado índice de abortos y mortalidad infantil, el aumento del desempleo masculino, el descenso de los salarios. Esto no impidió que las mujeres socialistas se organizaran dentro de sus propios partidos y que se reuniesen para discutir sus problemas específicos y crearan, a pesar de que la ley les prohibía afiliarse a partidos, organizaciones femeninas. Los cimientos de un movimiento socialista femenino fueron puestos por la alemana Clara Zetkin (1854-1933), quien dirigió la revista Die Gliechhteit (Igualdad) y llegó a organizar una Conferencia Internacional de Mujeres en 1907.

“El movimiento feminista- sufragista emergió con fuerza en Estados Unidos a partir de la segunda mitad del siglo XIX. En 1848, se celebró en Seneca Falls (Nueva York) la primera Convención sobre los derechos de la mujer. La Convención fue organizada por Lucretia Mott y Elizabeth Cady Stanton, y el resultado fue la "Declaración de Seneca Falls" (o "Declaración de sentimientos", como ellas la llamaron), un documento en el que denunciaban las restricciones, sobre todo políticas, a las que estaban sometidas las mujeres: no poder votar, ni presentarse a elecciones, ni ocupar cargos públicos, ni afiliarse a organizaciones políticas o asistir a reuniones políticas. A partir de esta Declaración de principios, las mujeres sufragistas de los Estados Unidos iniciaron una larga lucha para conseguir el derecho a voto, que ejercieron por primera vez en 1920”. En Europa, el movimiento sufragista más importante fue el inglés. Después de más de cincuenta años reclamando el derecho al voto, sin conseguirlo, a partir de 1903 abandonaron la vía pacífica y legal utilizada hasta entonces, SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad y pasaron a la lucha directa: interrumpir los discursos de los ministros, acudir a las reuniones del partido Liberal para plantear sus demandas, iniciar huelgas de hambre, manifestarse por las calles de Londres y otros medios radicales. La policía les imponía multas que no pagaban y entonces las encarcelaban. Entre las sufragistas inglesas debemos recordar a Emmeline Pankhurts y sus hijas Christabel y Silvia que crearon a principios del siglo XX la Women's Social and Political (Unión Social y Política de Mujeres) y organizaron manifestaciones, recurriendo incluso a métodos violentos como incendios de comercios o sabotajes, ante la negativa de los políticos a conceder el voto a las mujeres. Finalmente, en 1918, una nueva ley electoral otorgó a las británicas de más de 30 años el derecho de voto. Diez años después, una nueva ley, la Equal Franchise Act, hizo que todas las mujeres mayores de edad lograran ese derecho. En otros países de Europa las mujeres lucharon también por conseguir el voto con menos radicalismo y apoyándose en las conquistas de las inglesas y estadounidenses. En España el feminismo entró tardíamente, cuando ya en Europa empezaba a perder su fuerza inicial, y nunca adquirió un gran desarrollo. Las feministas del siglo XlX y primeros años del siglo XX lucharon por conseguir la igualdad de derechos respecto al hombre diciendo que la mujer era una persona humana lo mismo que él, y poniendo énfasis en los aspectos igualitarios y en el respeto a los valores democráticos.

Cartel Sufragista

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

EL FEMINISMO

Símbolo de los movimientos feministas. El Feminismo “es una ideología y un conjunto de movimientos políticos, culturales y económicos que tienen como objetivo la igualdad de derechos entre hombres y mujeres”. Con este objetivo, el movimiento feminista, crea un amplio conjunto de teorías sociales, una Teoría feminista que ha dado lugar a la aparición de disciplinas como la geografía feminista, historia feminista o la crítica literaria feminista, entre otras muchas disciplinas. Se atribuye al feminismo logros sociales de trascendental importancia como el voto femenino; el personaje que figura como pionera del sufragio femenino en América Latina es Matilde Hidalgo de Procel. A esto se suman otros frutos del sacrificio femenino como la protección contra el acoso sexual. Según Maggie Humm y Rebecca Walker, la historia del feminismo puede clasificarse en tres olas. La primera ola aparecería a finales del siglo XIX y principios del XX y se centró mayormente en el logro del derecho al sufragio femenino; la segunda ola, aparece en los años 60 y 70 y se centra en la liberación de la mujer; por último, la tercera ola, comienza en los años 90 y se extiende hasta la actualidad y constituye una continuación y una reacción a las lagunas que se perciben en el feminismo de segunda ola. El feminismo es un conjunto de corrientes muy diversas, por lo que es más correcto hablar de "feminismos" que de "feminismo" en singular. Entre la amplia variedad de tendencias que podemos encontrar, cabe mencionar, por ejemplo, el feminismo cultural, el feminismo liberal, el feminismo radical, el ecofeminismo, el anarcofeminismo, el feminismo de la diferencia, el feminismo de la igualdad el feminismo marxista, el feminismo separatista, el feminismo filosófico, el feminismo cristiano, el feminismo islámico, el feminismo post-colonial, el feminismo lésbico, el transfeminismo o el feminismo crítico.

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

• Historia

Christine de Pizan presenta su libro a la reina Isabel de Bavaria. De acuerdo a Simone de Beauvoir, la primera mujer que utilizó una pluma para defender a la mujer fue Christine de Pizan, que, en el siglo XV, escribió Epître au Dieu d'Amour (Epístola al dios del amor). Sin embargo, y a pesar de que existen varios ejemplos de autoras anteriores al Siglo de las Luces que abogaron por los derechos de la mujer, no están directamente vinculadas al feminismo moderno. La palabra "feminismo" es un vocablo relativamente reciente: aparece en 1880 en Francia y en Estados Unidos en 1919. La existencia de movimientos en favor de la mujer anteriores a la Ilustración es indudable, pero no se puede hablar de una continuidad entre esos movimientos y el feminismo de hoy en día, que comienza a finales del siglo XVIII, cuando surgen las primeras corrientes feministas. La defensa de las mujeres anterior al siglo de las luces se denomina "protofeminismo". Esta defensa no se ajusta completamente al concepto de feminismo nacido con la Ilustración, al feminismo moderno, que trasciende de la mera enumeración de agravios y entra en el terreno de la vindicación de la mujer y la crítica racionalista de las estructuras sociales. Veamos para ello por ejemplo la definición de Nancy Cott de feminismo: "creencia en la importancia de la igualdad de género, invalidando la idea de jerarquía de género como concepto construido por la sociedad". En el mundo académico “se clasifica el feminismo en tres olas, las primeras feministas serían 'la primera ola', a continuación, en los años 60 y 70 del siglo XX, aparece 'la segunda ola', que en los años 90 da paso a la llamada tercera ola, el feminismo de hoy en día”. • Primera ola La primera ola del feminismo se refiere al movimiento feminista que se desarrolló en Inglaterra y Estados Unidos a lo largo del siglo XIX y principios del siglo XX. Originariamente, se concentró en la obtención de igualdad frente al hombre en términos de derecho de propiedad e igual capacidad de obrar, así como la demanda de SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad igualdad de derechos dentro del matrimonio. A finales del siglo XIX, los esfuerzos se van a concentrar en la obtención de poder político, en concreto el derecho al sufragio. Los autores liberales como Rousseau, con honrosas excepciones, van a relegar a un rincón el papel de la mujer dentro del estado liberal. Como reacción a esto, se crea una declaración de los derechos declinada en femenino, en 1791 Olympe de Gouges hizo la "Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana", como contrapartida a los "Derechos del hombre y el Ciudadano" creados tras la Revolución Francesa. Se genera cierta literatura de carácter liberal a favor de la mujer: Mill o Nicolas de Condorcet van a ser ejemplos de líderes (hombres) que defienden los derechos de la mujer, pero el vacío y aparente olvido de la relegada figura de la mujer dentro del estado liberal, que perdura hasta el siglo XX, no va a ser denunciado hasta la aparición de autoras como Mary Wollstonecraft autora de Vindicación de los derechos de la mujer, que rompe con la tónica de las obras escritas hasta el momento por mujeres, descritas como "memorial de agravios" y pasando a la "vindicación", componente esencial del feminismo. Un hito del feminismo es la Convención de Seneca Falls en Nueva York en el año 1848, donde 300 activistas y espectadores se reunieron en la primera convención por los derechos de la mujer en Estados Unidos, cuya declaración final fue firmada por unas 100 mujeres. En Inglaterra, aparecen la suffragettes, activistas por los derechos civiles, lideradas por Emmeline Pankhurst así como numerosas autoras y activistas, en su mayor parte de Estados Unidos e Inglaterra, que van a llevar el feminismo al terreno del activismo, especialmente en un contexto de vindicación de igualdad de derechos frente al estado. Los acontecimientos históricos del momento, especialmente la abolición de la esclavitud, van a ser muy influyentes en el devenir del movimiento feminista, pudiendo encontrar una correlación entre la lucha por la abolición y la lucha por los derechos de la mujer: “muchas de las líderes de esta primera corriente son esposas de líderes abolicionista”s.

Woman Suffrage Headquarters, Cleveland, 1912 Una vez conseguida la abolición, se van a producir contactos entre las feministas y las mujeres negras, poniéndose de relieve las grandes diferencias en la situación de las mujeres blancas de clase media-alta, las únicas feministas hasta el momento, con las mujeres negras. Este encuentro lo personaliza la figura de Sojourner Truth y su discurso "Ain't I a Woman?" (1851). Las diferencias y características específicas de los SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad problemas de la mujer negra junto con los de las mujeres obreras (un grupo que va a comenzar a hacer aparición) van a generar fricciones y problemas como por ejemplo, la incompatibilidad del modelo femenino de la mujer obrera con el de las pioneras del feminismo. Autoras y activistas importantes de la primera ola del feminismo son: Lucretia Mott, Lucy Stone, Elizabeth Cady Stanton, y Susan B. Anthony, muchas de ellas vinculadas al abolicionismo e influenciadas por el pensamiento cuáquero. El carácter del feminismo predominante en ese momento vindica la mujer a través de cualidades positivas consideradas femeninas como la templanza, la vida piadosa o la abstención de beber alcohol. Sin embargo, esta vindicación de la mujer a través de la templanza no es menoscabo para enérgicas protestas y un activismo beligerante, con acciones como encadenarse en lugares públicos, romper escaparates, huelgas de hambre, desobediencia civil o actos desesperados y extremadamente peligrosos como tirarse delante del caballo del rey durante una carrera. La abolición de la esclavitud va a llegar pero, para decepción de las mujeres, la igualdad de raza no se extiende a la igualdad de género, de modo que el movimiento feminista va a tener que buscar un camino propio, separándose del movimiento abolicionista. Tras grandes esfuerzos, se conseguirá el derecho al sufragio en 1918, cuando en Inglaterra se regula el voto para mujeres mayores de 30 años y poseedoras de una casa. En 1928, la edad para votar se equipara a la de los hombres. Por su parte, en Estados Unidos, la Decimonovena Enmienda de 1920 otorga derecho al voto en todos los estados del país. La mayor parte de los grandes estados europeos van a tomar medidas semejantes con algunas excepciones como Francia o Italia, que aún postergarán unos 20 años el derecho al sufragio femenino. Con la consecución de la igualdad "de Iure", la primera ola va a perder su razón de ser, tras un periodo de poca actividad en lo que a feminismo se refiere. Aparecerán nuevas corrientes feministas, centradas en el progreso e igualdad social y cultural de la mujer y para diferenciarlas, se les va a calificar como la "Segunda Ola", nombrando de forma retrospectiva a la "primera ola". • Segunda Ola

Marcha de liberación de la mujer en Washington, 1970. SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad La Segunda Ola Feminista, del Movimiento de la Mujer o de liberación de la mujer hace referencia un período de actividad feminista que comienza a principios de los años 1960 y dura hasta finales de los años 1970. Así como la primera ola del feminismo se enfocaba principalmente en la superación de los obstáculos legales (de jure) a la igualdad legal (sufragio femenino, derechos de propiedad, etc), la segunda ola tenía una amplia variedad de temas: la desigualdad nooficial (de facto), la sexualidad, la familia, el lugar de trabajo y quizá de forma más controvertida, los derechos en la reproducción. Intentó añadir una enmienda de igualdad de derechos a la constitución de Estados Unidos. • Tercera Ola Feminismo de tercera ola es un término identificado con diversas ramas del feminismo cuyo activismo e investigación comienza en 1990 y se extiende hasta el presente. El movimiento surgió como una respuesta a los fallos percibidos en el llamado Feminismo de segunda ola: la toma de conciencia de que no existe un único modelo de mujer, por el contrario, existen múltiples modelos de mujer, determinados por cuestiones sociales, étnicas, de nacionalidad o religión. Esta corriente se aleja del esencialismo y las definiciones de feminidad, asumidas en ocasiones como universales y que sobre estimaban las experiencias de la clase mediaalta de raza blanca norteamericana. Las interpretaciones dadas al género y al sexo son esenciales dentro de la tercera ola, caracterizándose por su post-estructuralismo. La variedad de enfoques, soluciones propuestas, visiones de los problemas de esta corriente y la carencia de un objetivo común claro refleja el carácter post-modernista de la tercera ola del feminismo que incorpora múltiples corrientes del feminismo teniendo componentes de la teoría queer, del anti racismo, teoría post colonial, ecofeminismo, Transexualidad, o la visión positiva de la sexualidad, entre otros. El replanteamiento del feminismo de tercera ola se manifiesta por ejemplo en que algunas feministas de esta corriente tienen una percepción positiva de la sexualidad femenina y han replanteado las posturas ante el trabajo sexual o la pornografía de la segunda ola del feminismo. Las feministas de tercera ola se centran en la "micropolítica" y desafían el concepto de lo que es bueno o malo para la mujer de la segunda ola. La tercera ola del feminismo surgió como respuesta a los fallos de la segunda ola, pero algunos acontecimientos marcaron el comienzo de esta corriente, como por ejemplo el caso de Anita Hill, una mujer que denunció por acoso sexual a Clarence Thomas, nominado para el Tribunal Supremo Norteamericano. Thomas negó las acusaciones y tras extensas deliberaciones, el Senado de Estados Unidos votó 52 a 48 a favor de Thomas. Como respuesta a este caso, Rebecca Walker publicó un artículo titulado "Becoming the Third Wave" (Comenzando la tercera ola) en el cual declaró: "I am not a post-feminism feminist. I am the third-wave" (no soy una post-feminista, soy la tercera ola), Otro hito en la historia de la tercera ola son los debates llamados "Guerras feministas por el sexo", considerados a veces como el inicio de la tercera ola, constituyeron una serie de encendidos debates en torno a las posturas ante el sexo, la prostitución, el sadomasoquismo y la transexualidad que enfrentaron al movimiento feminista con la comunidad feminista lésbica.  Relación con otros movimientos Las feministas en general tienen un acercamiento holístico hacia la política, creyendo en las palabras de Martin Luther King, "Una injusticia en cualquier lugar es una amenaza a la justicia en todo lugar". Siguiendo dicha creencia, las feministas SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad usualmente apoyan otros movimientos como el movimiento por los derechos civiles, el movimiento pacifista y el movimiento por los derechos de los y las homosexuales. Al mismo tiempo muchas feministas negras, como Ángela Davis, critican que el movimiento feminista es dominado por mujeres blancas. También se han establecido vínculos entre el movimiento feminista y el movimiento campesino por la soberanía alimentaria. Algunos feminismos muestran su preocupación por el movimiento transexual, ya que desafía las distinciones entre el varón y la mujer. La transexualidad es rechazada por el feminismo radical, que considera que la masculinidad y la feminidad son construcciones socio-culturales, y por tanto, sentirse varón o mujer carece de sentido y contribuye al sexismo. Otras corrientes de feminismo reconocen, promocionan y reivindican los derechos humanos de las mujeres transexuales. También se da una fuerte relación de algunas corrientes del socialismo o anticapitalistas con este, dando a entender que la "liberación femenina" debe ir a la par de la liberación general de la sociedad del yugo del capitalismo.  Impacto del feminismo en Occidente

Manifestación de sufragistas en Nueva York el 6 de mayo de 1912. “El feminismo ha producido muchos cambios en algunas sociedades occidentales, incluyendo el sufragio femenino, el empleo igualitario, el derecho de pedir el divorcio, el derecho de las mujeres de controlar sus propios cuerpos y decisiones médicas (como el controvertido tema de la Interrupción Voluntaria del Embarazo), entre otros. Diversas instituciones fueron conseguidas, algunas hace 200 años, gracias a las luchas del movimiento feminista”. El feminismo ha tenido una importante influencia en la legislación de gran parte de países, afectando a amplias áreas del ordenamiento jurídico, por ejemplo algunos países como España o Venezuela han establecido normativas que apuntan a la paridad de participación política y/o laboral, o leyes contra la violencia de género. El Consejo Nacional Electoral venezolano informó por medio de resolución que las candidaturas a las Elecciones Regionales de 2008 debían estar entre el 40% y el 60% para ambos sexos, y en España, se introdujo en la reciente "Ley de igualdad" la necesidad de presentar listas con paridad entre hombres y mujeres a todos los niveles electorales. Sin embargo, el movimiento feminista reivindica que todavía hay muchos cambios por hacer y que la mujer sigue estando en un estado de vulnerabilidad en contraste con el hombre. Por ejemplo, en ningún país del mundo se ha logrado igual salario por igual SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad trabajo. El aborto espontáneo sigue siendo causa de muerte de muchas mujeres en el mundo, La negación de los derechos de herencia y propiedad de una mujer pueden aumentar su vulnerabilidad al VIH. No poder ser dueña de propiedades significa que las mujeres tienen una estabilidad económica limitada. Esto puede llevar a un riesgo mayor de explotación y violencia sexual, ya que las mujeres pueden tener que soportar relaciones abusivas o recurrir al trabajo sexual para sobrevivir económicamente. Otro ejemplo se da en Estados Unidos, donde las mujeres mayores se enfrentan a menudo con el problema de no contar con la propiedad legal y por tanto efectiva del hogar donde han pasado su vida y formando su familia, por no hablar del trabajo no remunerado que han realizado.  Feminismo en la literatura La literatura es el arte que emplea como medio de expresión una lengua, conjunto de las producciones literarias de una nación, época o de un género. La literatura feminista está comprometida en expresar los problemas de una sociedad injusta y machista que ignora el rol de la mujer en la sociedad. A través de personajes, como La tercera mujer de Gilles Lipovetsky, se expresa la frustración de la mujer en una sociedad sexista. También se opone a la opresión, la exclusión y la dependencia de la mujer al hombre. Existen muchas obras literarias en donde el feminismo se hace notar. Todas estas obras comparten un mismo fin; criticar una sociedad marcada por sus costumbres y tradiciones en donde la mujer tiene un papel secundario y sometido. Al mismo tiempo, el feminismo está dando carácter de época a nuestro tiempo y está marcando las pautas a la cultura del mañana. A través de la escritura, muchos autores han tratado también de la conciencia entre los lectores sobre este tema. El feminismo en la literatura surge por un problema social existente, a pesar de estar expresada en muchas obras de ficción. Por ejemplo, en “Nice Work”, una novela de David Lodge, el autor acude al humor y la ironía para hacer llegar más rápido su mensaje a los lectores. Esta novela trata distintos temas, como el capitalismo, la diferencia de clases sociales y el feminismo. La intención de esta obra de la literatura contemporánea es hacer una crítica hacia la Inglaterra de los 80 durante el gobierno de Margaret Thatcher. Cualquiera de estas novelas feministas podría llegar a parecer simplemente historias de amor, abandono y sufrimiento, temas superficiales pero estos temas solo sirven como disfraz para el autor de lo que realmente quiere exponer. En el caso de estas novelas y muchas otras obras literarias, a partir del análisis podemos encontrar la crítica que la novela esconde desde el punto de vista del feminismo. Por lo tanto, si un lector no tiene los conocimientos necesarios, o no encuentra cierto interés en ideologías, como el feminismo, no percibirá este mensaje en la obra. La gran aportación de la literatura testimonial, permite que uno se identifique con las historias personales de los personajes ya sean reales o inventados. La textualización del cuerpo femenino es prominente en todos los géneros no solo en el feminista. La mujer se define como sujeto textual y cuenta su historia, independientemente de la que le habían inventado los hombres. El resultado ha sido una literatura erótica sin inhibiciones, en donde deseos, pasiones y fantasías se compilan con metáforas táctiles. Quizá la rebelión ha sido más intensa y más extendida en Latinoamérica porque es aquí donde se ha sentido con más injusticia las represiones. Conviene advertir que el cuerpo femenino se incorpora a la literatura latinoamericana actual en otra dimensión, distinta de la erótica, pues también es temática la violencia sexual ejercida contra la mujer en una sociedad donde apenas ahora, en el siglo XXI, se empieza a pensar en las posibles implicaciones legales de la violación o el acoso sexual. SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

• MOVIMIENTO FEMINISTA PERUANO “Es el movimiento que tiene propósito luchar por la autonomía, igualdad y diversidad de los derechos de la mujer peruana”. Uno de los desafíos para la mujeres en los últimos años es exponer los vínculos de cómo se estructura el sistema global de dominación, de una sociedad machista peruana, que se sostiene a través de la violencia cotidiana hacia las mujeres en sus diversas manifestaciones. Uno de los temas que más se ha trabajado es el de la mercantilización, por ejemplo, la forma en que los cuerpos de las mujeres son convertidos en instrumentos de políticas comerciales. Los cuerpos femeninos son vistos como mercancía; entre otras, como figuras de publicidad en la televisión, en la calle, en cualquier lado. Con ello ha crecido también la industria de la prostitución y el tráfico sexual.  Enfoques sobre el movimiento feminista peruano: El Movimiento de mujeres en el Perú se desarrollará desde tres puntos de vista: el político, el feminista y el urbano popular.  Enfoque Político: Es aquella ligada a los movimientos políticos que desde comienzos del presente siglo se adscribieron a la gama de la izquierda, es decir aquellos de carácter reformista o revolucionario, antiimperialistas y anticapitalistas, que movilizaron a las mujeres hacia sus proyectos políticos de cambio social. Desde los grupos políticos conservadores no ha habido un intento orgánico y permanente por movilizar a las mujeres, salvo en dos ocasiones para contrarrestar la protesta popular; la primera de ellas fue en 1930 bajo el régimen militar dictatorial de Luis M. Sánchez Cerro y la segunda en la década del 50 durante el gobierno del general Manual A. Odría de características semejantes a las del primero. A. Las anarquistas: El desarrollo del anarquismo sindicalista en nuestro país alcanzó su mejor momento entre 1911 y 1924, período que coincidió con la salida de su publicación “La Protesta”. Dicha corriente desplazó al mutualismo que hasta entonces había sido hegemónico en el ambiente obrero pero recogió los hábitos y las costumbres de la cultura obrera fomentada por esta corriente, cuyo rasgo central fue asumir la problemática de la clase obrera en su doble aspecto productivo y reproductivo, es decir, no se centraba parcialmente en el obrero como trabajador individual, ni las reivindicaciones giraban exclusivamente en torno al salario. El sujeto social de sus acciones fue la familia obrera –conviviente o cónyuge, hijos, abuelos o parientes que conformaban cada unidad familiar- por tanto las necesidades que se aspiraban satisfacer eran aquellas que se recogían en cada uno de sus miembros: niños, jóvenes, mujeres, ancianos, etc., envolviendo por tanto temáticas diversas como la educación, la salud, y los “males sociales” que amenazaban a cada uno de sus integrantes, entre ellos: la explotación sexual, la prostitución, el aborto, etc. Además, el conjunto de esta problemática era asumida colectivamente como clase de allí que bajo el mutualismo (régimen de prestaciones mutuas que sirve de base a determinadas asociaciones) y el anarquismo (doctrina política que propugna la desaparición del estado y de todo poder) sindicalismo (sistema de organización obrera por medio del Sindicato = Asociación de trabajadores constituía para la defensa y promoción de interese profesionales, económicos o sociales de sus miembros), se SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad impulsaron organizaciones femeninas. Se auspiciaron secciones femeninas en los Comités Obreros, para que desarrollen actividades educativas dirigidas a la juventud obrera a fin de brindarles profesionalización y capacitación para el trabajo industrial y comercial. De esta manera por iniciativa propiamente obrera, se crearon las primeras “Escuelas técnicas para mujeres”. De otro lado, el papel de las mujeres en las asociaciones obreras era el de canalizar ayuda entre sus miembros en caso de enfermedad y muerte. Estas organizaciones tenían un fondo económico para atender estos casos pero sucedía también que frente a eventualidades mayores ellas se encargaban de recolectar dinero, y en caso necesario, asistir directamente a las familias afectadas. Con el advenimiento del anarquismo estas prácticas se redimensionaron recreando sus jerarquías bajo la lógica de los nuevos elementos doctrinarios que trajo las contradicciones de clase entre el proletariado (obreros campesinos explotados) y los capitalistas (empresarios dueños de los medios de producción, fábrica o explotadores) que se observaban en la explotación económica y se reflejaba en los pobres salarios. Lo que generó la organización del sindicato y la huelga para luchar contra esta situación. Entre las sociedades obreras que impulsaron las escuelas estuvieron la “Sociedad Progreso Feminista”, creada en 1916; la Sociedad Labor Feminista” en 1917; la Sociedad de Empleados del Comercio bien del Hogar, 1917; la Sección Femenina del Comité Obrero de Lima; y la Sección Femenina del Centro de Confraternidad y Defensa Obrera; casi todas de orientación mutualista. La creación de los sindicatos tuvo un efecto de exclusión para las mujeres, porque su composición se limitó a los trabajadores directos siendo éstos en su mayoría varones, también porque venían cargados de elementos ideológicos determinantes (las mujeres no podían participar en hechos de violencia); y por último, porque al ser gestado como un medio de gestión política pública en la sociedad, lo que estaba reservado para los hombres. Las obreras fueron excluidas del sindicato aunque trabajaran en la misma fábrica o quizá debido a ello pues el poder masculino que se afianzó en el sindicato les sirvió también para enfrentar el temor que les inspiraban sus compañeras por ser consideradas como una amenaza a su estabilidad laboral. Sin embargo, las mujeres de esta clase social enfrentaron la discriminación haciendo uso de la experiencia ganada en sus asociaciones mutualistas. Cuando los sindicatos obreros entraron en huelga las redes establecidas por las mujeres para el socorro mutuo fueron utilizadas para sostener la huelga no sólo en la recolección de dinero sino en múltiples actividades para sacar exitosamente las demandas de sus compañeros: ellas en comisiones acudieron a otros sectores populares en busca de solidaridad y a los círculos de las clases políticas dirigentes de la misma burguesía para que intercedan antes sus patrones. Nos referimos a las huelgas de los Sindicatos textiles de Vitarte (1914-1915) y a la Huelga de los jornaleros de Huacho (1915-1917). Las esposas y familiares de los obreros en huelga, buscaban a las esposas de los patrones estableciéndose una red entre las mujeres de carácter inter – clasista. En este sentido, el papel de las mujeres fue sumamente importante en la popularización de las luchas sindicales. Sin embargo, su participación también se amplió hasta la acción directa en la lucha, organizaron la “olla común” y desplegaron acciones defensivas frente a la represión policial. El carácter de su participación en estos momentos cruciales y dramáticos produjo en sus compañeros un cambio de actitud. Ya que en algunos sindicatos aceptaron la SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad participación femenina en las asambleas e incluso en algunos llegaron a ocuparon cargos dentro de la estructura dirigencial. Las mujeres fueron las fundadoras de los centros culturales y las bibliotecas obreras de Lima y provincias; mantuvieron su funcionamiento y a través de ellas establecieron una red orgánica de relación entre diversos núcleos obreros. Del mismo modo incursionaron en la prensa obrera llevando la reflexión sobre la problemática femenina y llamando a las mujeres a la movilización. Con este nombre se denominaba y aún hoy en día se denomina a la preparación colectiva de alimentos de la cual se beneficiaban todos los trabajadores en huelga con sus familiares. Los primeros mártires del movimiento obrero sindical fueron las esposas y familiares de los jornaleros de Huacho. El análisis sobre la condición femenina que elaboraron los anarco - sindicalistas partieron de los principios y supuestos que compartían con sus compañeros y por tanto también en su aspecto general convergieron en las mismas propuestas; la diferencia radicó en que las temáticas que ellas abordaron, involucraron siempre a las mujeres bajo un enfoque que auspiciaba el protagonismo femenino. De allí que el discurso de los anarco – sindicalistas hiciera alusión permanente a la utopía de la “libertad e igualdad entre los sexos” que ofrecía este proyecto y desde esa perspectiva elaborara sus análisis y su reflexión sobre la situación de la mujer de clase obrera. Por esta razón, además de denunciar la condición de objeto en que el capital y la iglesia colocaban a la mujer, advirtieron sobre sus manifestaciones entre los obreros. Sacaron a la luz, por ejemplo, la violencia hacia las mujeres existente entre las parejas obreras. También se encargaron de desmitificar la imagen idealizada que los anarquistas habían construido sobre el concubinato o convivencia sin lazo matrimonial, muy común en los medios obreros de Lima. La mayor expresión de los anarquistas la tuvieron a través de la prensa con “La Crítica”, periódico editado y dirigido por Dora Mayer y Miguelina Acosta Cárdenas, la originalidad de los planteamientos y acciones de la primera, la acercó estrechamente a las anarquistas, especialmente a Miguelina Acosta, reconocida líder de ese movimiento. Dora Mayer de Zulen (1868-1959), inauguró el movimiento indigenista de reivindicación de la población campesina indígena. Al lado de Pedro Zulen fundaron la Asociación Pro Indígena cuya labor fue promover la defensa legal de las comunidades indígenas y difundir un pensamiento a favor de su reivindicación social. Hacia sus postrimerías, el anarco – sindicalismo abrió un debate con las feministas autónomas. La discrepancia fue en torno al sufragio femenino, al cual se oponían las anarquistas como a cualquier otro tipo de participación en la política formal. Sin embargo, esta diferencia particular, es uno de los antecedentes en la brecha política entre políticos y feministas especialmente cuando se formaron los primeros partidos políticos modernos. B. Las apristas: La Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA) fundada como frente político continental fuer convertida en partido político 7 peruano en 1928 por obra de su fundador y líder, Víctor Raúl Haya de la Torre. Hasta ese momento “la generación intelectual que surgió con la reforma universitaria de 1919 se había mantenido unida pero la fundación del Partido Aprista abrió la brecha entre ellos y con la creación del Partido Socialista por José Carlos Mariátegui, la división se profundizó”. Para las intelectuales y las activistas feministas las consecuencias fueron aún más drásticas: en primer término porque la opción política partidaria las dividió – la SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad polémica entre ambos partidos fue agria y frontal - en especial cuando el Partido Socialista se transformó en comunista luego de la muerte de Mariátegui. El partido político es un grupo organizado de ciudadanos constituidos para defender y hacer triunfar sus opiniones y sus intereses y para obtener la realización de un programa de reformas. En segundo lugar, las intelectuales pioneras de la teoría política feminista optaron por su autonomía y hasta el distanciamiento cuando cayeron en la cuenta que en estos espacios no tenían cabida sus puntos programáticos. Debió ser ésta la razón por la que las nuevas militantes decidieron silenciar las demandas feministas. En el APRA este proceso fue vivido directamente por la poeta Magda Portal, fundadora del partido y miembro de su Ejecutivo Nacional, encargada junto con Carmen Rosa Rivadeneira de organizar la sección femenina, responsabilidad que mantuvo hasta que se separó definitivamente en 1948. Para entender la posición del partido Aprista en esta etapa con respecto a la mujer, habría que distinguir entre lo que fue el interés de las militantes y los objetivos de los dirigentes varones. Así se explica que se retracten de los planteamientos aprobados en su Primer congreso Nacional de 1931 en los que se aboga por la igualdad de derechos políticos, el voto femenino desde los 18 años de edad y su derecho a desempeñar cargos públicos en función de sus cálculos políticos y de intereses del partido. Su propuesta del femenino universal fue sustituida por la del voto calificado, entendiendo que estaban aptas para éste las mujeres que realizaban un trabajo manual o intelectual, descalificando para ejercer este derecho a las mujeres “parasitarias” (léase amas de casa) de las clases altas y medias a la que se les atribuía un aposición política conservadora. El sustento economicista en que se basó la posición del APRA fue tan convincente que las mismas integrantes de la sección femenina justificaron dicha postura siendo éste precisamente el punto de ruptura de las feministas con las apristas. C. Las socialistas y comunistas: Las mujeres que participaron de la fundación del Partido Socialista (1928) convertido posteriormente en Partido comunista (1930) fueron artistas e intelectuales que desde 1926 se habían congregado alrededor de la revista “Amauta”. La amplitud ideológica de este grupo se manifestó entre otros aspectos en la recepción que tuvieron las mujeres para desplegar sus habilidades literarias y expresar sus ideas feministas, políticas o sencillamente modernas sobre la condición femenina. Opiniones vertidas fundamentalmente en relación al impacto del capitalismo sobre la vida de las mujeres como su incorporación al trabajo productivo o “fuera de casa”, sus efectos sobre la maternidad y la crianza de los hijos, la relación entre los sexos en los nuevos espacios de la actividad pública en que incursionaban: trabajo, política, deporte, etc. La apertura del núcleo de “Amauta” se mantuvo incluso después de fundado el partido Socialista, pero se estrechó completamente al modificarse en Comunista pues una vez que se afilió a la Tercera Internacional, se cerró doctrinariamente a la posición oficial. La categoría de “clase” como el eje de análisis y de la praxis política se volvió hegemónica, la problemática de la mujer fue entendida bajo esta categorización, se la asumió entonces exclusivamente como trabajadora y, aunque a los comunistas la incorporación de las mujeres al trabajo les parecía nefasto en sus consecuencias para la familia, consideraban que, al menos en su calidad de proletarias, se organizarían para luchar contra el capitalismo. De esta manera, todo el espacio del ámbito privado fue excluido y hasta ignorado el rol de la mujer como madre – educadora; la mujer no existía como género sino en su SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad calidad de trabajadora, aun así, la atención que se le brindó como tal, fue mínima. De otro lado, en el plano político se descartó toda lucha y movimiento que no partiera del principio de la lucha de clases y que no tuviera por finalidad la revolución socialista. De esta manera el movimiento feminista que nacía de reivindicaciones de género y abogaba por el sufragio femenino fue relacionado como una expresión burguesa en el seno del proletariado y como tal descalificado. En consecuencia, las mujeres que se adscribieron al proyecto comunista debieron silenciar sus inquietudes para permanecer en el partido. Aún así debe recordarse a la periodista Ángela Ramos, conocida por su defensa de los derechos humanos y a Adela Montesinos, poetisa arequipeña, quien mantuvo solidariamente su postura feminista.  Enfoque Feminista Enmarcada por la inusitada aparición de las mujeres en diversas esferas sociales educación, profesionalización, trabajo, etc., y por la multiplicidad de iniciativas femeninas en el campo artístico - cultural, profesional, asistencial y político- el movimiento feminista de esta época tuvo dos momentos importantes en su desarrollo. A. Primer Feminismo Moderno: El 28 de octubre de 1911 María Jesús Alvarado Rivera dio lectura a su conferencia titulada “El Feminismo”, con la cual dio nacimiento a la primera expresión moderna y política del “Movimiento Feminista en el Perú”. El carácter de su propuesta, eminentemente política, la emparentó con el planteamiento liberal acerca de la emancipación social de la mujer del siglo pasado y con los movimientos sufragistas que coetáneamente se desarrollaban en Europa y Estados unidos. Sin desdeñar el bagaje acumulado por las intelectuales peruanas en su lucha por la educación femenina, ella incorporó esta demanda al interior de un ideario que la diferenció de sus antecesoras y de las corrientes ideológicas mutualistas y anarquistas. Basándose en el principio fundamental de la “igualdad de la potencialidad mental y de la habilidad para el trabajo del hombre y de la mujer”, planteaba que la llamada “inferioridad femenina” se debía a causas históricas, por tanto deberían cambiarse esas condiciones externas a la naturaleza. Para ello, proponía brindar trabajo para conseguir independencia económica y educación para lograr autonomía de conciencia. Bajo esta nueva situación, la mujer se convertía en sujeto activo del progreso y de la integración nacional. Como resultado de estas condiciones, exigía también igualdad de derechos civiles y políticos, de allí que una de sus demandas centrales fue el derecho al sufragio femenino y a la ocupación de cargos públicos. En su enfoque, el Estado aparecía como el ordenador de las relaciones sociales, por ende también sustentaba las bases que mantenían la discriminación de la mujer, de allí que su discurso apelara al Estado y al poder formal. El carácter reivindicatorio de su propuesta la llevó a considerar la necesidad de la acción concertada de las mujeres para obtener esas demandas. Así surgió la idea de la organización y nació “Evolución Femenina” en 1914 constituyéndose en la primera organización feminista del Perú. A.1 Evolución Femenina Organización de mujeres que desplegó una amplia labor a favor de las mujeres, particularmente de aquellas pertenecientes a los sectores urbano – populares aunque su radio de acción alcanzó también a la población de las comunidades indígenas. SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad Entre el conjunto de actividades que expresaron el carácter político feminista de esta institución cabe destacar la creación de la Escuela Taller Moral y Trabajo y la campaña por la obtención de cargos públicos en las Sociedades de Beneficencia Pública. Evolución Femenina desde su posición feminista adoptó un actitud diametralmente opuesta, vio las causas de la prostitución en las condiciones económico – sociales que colocaban a las jóvenes pobres sin educación y sin trabajo en las “garras” de la prostitución para poder subsistir, a las que sumaban las relaciones de dominación que los hombres ejercían sobre las mujeres y la situación de abandono en la que se encontraban numerosas madres solteras. Desde esta perspectiva inició una campaña de denuncia entrando en polémica con las posiciones conservadoras y alzando como alternativa la educación femenina para el trabajo a fin de brindar a las mujeres la oportunidad de obtener recursos sin atentar contra su dignidad. Para redondear su campaña se propusieron ellas mismas abrir una escuela con este fin dirigida específicamente a “aquellas que habían caído en desgracia”. Para ello Evolución Femenina con María Alvarado a la cabeza consiguió la participación de algunos sectores políticos especialmente de los liberales, de medios de información como “El Comercio”, de las intelectuales y políticos anarquistas y de las “damas de la alta sociedad”. A.2 Feminismo peruano: Fue la segunda organización feminista creada en 1924 por iniciativa de Zoila Aurora Cáceres. Le correspondió a este movimiento activar en el momento más difícil para las iniciativas femeninas y feministas autónomas. Para esta fecha los medios democráticos se reducían aceleradamente, toda oposición al régimen del presidente Augusto B. Leguía era respondida con represión, especialmente aquellas que procedían o se identificaban con las demandas populares. Fue este motivo el que arguyó el régimen para encarcelar y luego deportar a María J. Alvarado, lo que constituyó un duro golpe al movimiento feminista de la época. Fue así que Feminismo peruano resultó siendo una voz solitaria en condiciones altamente adversas. Este desencuentro se evidenció nítidamente hacia 1930 cuando Zoila Aurora Cáceres retornó al Perú y reactivó Feminismo peruano bajo sus postulados primigenios en una coyuntura en que la polarización social se plasmó en fuerzas político – partidarias opuesta entre el campo oligárquico terrateniente y el campo obrero sindical. En este contexto, la confrontación de dichas fuerzas se trasladó momentáneamente a la Asamblea Constituyente (1932), uno de los temas en debate fue precisamente el sufragio femenino. Zoila Aurora Cáceres que desde 1924 abogaba en su favor a través de artículos periodísticos y conferencias dirigidas a diversos sectores sociales de mujeres, en este período orientó sus esfuerzos a ganarse la voluntad de los distintos partidos.  Enfoque Urbano Popular Su constitución y desarrollo estuvo directamente ligada a la transformación del proceso económico, principalmente al crecimiento industrial, diversificando los oficios de la mano de obra femenina. Los cambios operados en las condiciones materiales de existencia de un grueso sector de la población residente en la ciudad, impulsó la creciente incorporación de las mujeres al mercado de trabajo como a la extensión y creación de ciertos oficios que les generaron ingresos y medios para la subsistencia. SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad Si tomamos en consideración que las mujeres de origen popular siempre han trabajado: servidumbre indígena, esclavitud negra, oficios menores, etc., el proceso ocurrido en las tres primeras décadas del presente siglo trajo algunos cambios fundamentales que echaron los gérmenes para la modificación de su estatus social y político. Uno de esos cambios fue la aparición de la mujer obrera cuya repercusión social e ideológica no se debió tanto a la novedad de observar mujeres realizando un trabajo productivo directo sino más bien el que lo hicieran en la fábrica por jornadas de 8 a 12 horas diarias que le restaban presencia en el hogar y en la vida familiar. En efecto, en el período de su gestación, el movimiento femenino popular estuvo estrechamente ligado a las primeras huelgas sindicales, es más, se podría afirmar que dependió de éstas a lo largo de los seis años que duró este período. En su origen el papel de la participación femenina en las huelgas sindicales fue el de brindar la infraestructura para el sostenimiento de la huelga, sin embargo, el carácter prolongado y la radicalización de las medidas de fuerza provocaron una reacción solidaria inusitada. Pero fue en el segundo período (1918 – 1919), que el movimiento femenino popular evolucionó hacia un perfil propio y se dotó de formas organizadas específicas. Este período se inició con la lucha por la jornada de 8 horas y se cerró con una huelga general contra el alza del costo de vida en mayo de 1919. En enero de 1919 se realizó un paro general, producto de la acción concertada de diversos sectores obreros de Lima y alrededores que tuvieron como punto central la jornada de las 8 horas, reivindicación que ya en 1918 había sido conquistada para las mujeres y los niños. Cuando la jornada de las 8 horas es extendida para los hombres, la dirección obrera decidió suspender el paro pero que no se beneficiaba directamente del decreto en mención y se encontraba fuertemente afectado por la carestía de los productos de primera necesidad que habían elevado considerablemente el costo de vida. Dentro de este sector se hallaba el contingente femenino, que en relación a las movilizaciones anteriores, había diversificado su composición social; ya no se trataba únicamente de las familias de los obreros sino que se había extendido a una amplia gama de mujeres con ocupaciones diversas, las cuales se sintieron sin embargo, más afectadas por su condición de amas de casa. Fue precisamente esta condición, la que dio unidad a sus intereses. Al formarse el comité Pro – abaratamiento de las subsistencias en abril de 1919, casi inmediatamente se constituyó su Comité Femenino el cual tuvo como antesala la primera asamblea de mujeres de la historia social peruana y organizó el primer mitin femenino el 25 de mayo del mismo año. El nivel combativo de las mujeres fue destacado ampliamente por los medios de prensa. Transcurridos algunos días, el paro se debilitó sin que el Comité Pro – abaratamiento obtuviera ninguna reivindicación. El tercer período de este movimiento fue representado por el movimiento sindical popular y por los intelectuales de clase media. Este fue básicamente un momento ideológico en que el movimiento estudiantil tomó la posta del protagonismo social, liderando a las capas populares. Este cambio de hegemonía ideológica y política, tuvo profundas consecuencias en el campo femenino popular. Así, al finalizar la década del 20, el movimiento femenino popular que en el período anterior había logrado articular sus interese y su unidad en este período, quedó dividido entre dos liderazgos políticos procedentes de las capas medias: la Unión Revolucionario y el APRA. SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

CONCLUSIONES Hoy en día, las democracias burguesas tratan de mantener el diálogo entre las partes más representativas y las organizaciones empresariales. Hay críticos que denuncian que de esta forma intentan orientar la economía en beneficio de los empresarios evitando movilizaciones o huelgas, a costa de la contención salarial, la ampliación de la jornada laboral o el recorte de los derechos de los trabajadores. Sin embargo, todavía existe una corriente, que practica un sindicalismo revolucionario, que critica el pactismo y burocratismo de los sindicatos oficiales, buscando obtener mejoras de las condiciones sociales y laborales de los trabajadores sin olvidar la meta de la Revolución Social. El Movimiento Obrero fue muy importante para sentar las bases del campo laboral actual, porque representó la evolución de la Revolución Industrial. El ´48 ha fracasado, parece que sólo ha funcionado en países que tenían problemas de nacionalidad o en países que tenían un régimen autocrático. El porqué del fracaso debemos buscarlo en el miedo de la burguesía al avance de la burguesía, aunque también en el fracaso participan los obreros los cuales al tener un trabajo cesan sus protestas, contentándose con lo que tienen. Aun así, no todo ha sido negativo, ha habido avances: sufragio universal (en Francia), cambio de monarca en el reino de Piamonte (reino constitucional y liberal), en Alemania se llega a la conclusión de que para ser país hay que unirse al útero prusiano, no al austríaco. Relativamente relacionado con estas oleadas de movimientos nacionalistas y revolucionarios podemos ver los casos de la formación de Italia y de Alemania, dos claras demostraciones de que el statu quo de la Restauración ha concluido y generadoras de un nuevo equilibrio de poderes en el continente europeo. El feminismo es un conjunto de teorías sociales y políticas prácticas en abierta crítica de relaciones sociales pasadas y presentes, motivadas principalmente por la experiencia femenina. En general, el feminismo invoca una crítica a la desigualdad entre mujeres y hombres, y proclama la promoción de los derechos e intereses de la mujer. Las teorías feministas cuestionan la relación entre sexo, sexualidad, y el poder social, político y económico. A pesar de que muchos líderes feministas han sido mujeres, no todas las mujeres son feministas y no todos los feministas son mujeres. Algunas feministas consideran que los hombres no deberían tomar posiciones de liderazgo dentro del movimiento, pero la mayoría aceptan o buscan el apoyo de los hombres. El feminismo ha sido principalmente un movimiento de las sociedades occidentales en el siglo XX. Las feministas esperan que su movimiento obtenga el mismo impacto en el resto del mundo durante el siglo XXI. El Movimiento Feminista es una de las manifestaciones históricas más significativas de la lucha emprendida por las mujeres para conseguir sus derechos. Aunque la movilización a favor del voto, es decir, el sufragismo, haya sido uno de sus ejes más importantes, no puede equipararse sufragismo y feminismo.

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38

Escuela Profesional de Contabilidad

BIBLIOGRAFIA • Hobsbawn, Eric. The Age of Revolution: 1789-1848. London: Peter Smith Pub Inc., 1999. • Jacques Droz. Historia general del socialismo. 1976. • Sale, Kirpatrick, Rebels Against the Future. The Luddites and their War on the Industrial Revolution. Lessons for the Computer Age, Addison Wesley ed., EE.UU., 1995, ISBN 0-201-62678-0 • Alphonse de Lamartine, Historia de la Revolución de 1848, 1849. • Alexandre Dumas (padre), Revolución Europea de 1848, 1850. • Gloria Solé Romeo, Historia del feminismo (siglos XIX y XX), 1995, ISBN 978-84-313-1358-6 • Martha Riofrío, Revolución y feminismo latinoamericano (1999), Editorial Mayab. id ISBN 978-84-7490-946-3 • Varela, Nuria (2005). Feminismo para principiantes. Ediciones B. ISBN 84-6662062-1. • Haaland Matláry, Janne (2002). El tiempo de las mujeres, notas para un nuevo feminismo. Ediciones Rialp. ISBN 978-84-321-3320-6. • Virginia Woolf (1999, edición original 1938). Tres guineas. Lumen. ISBN 84264-4954-9. • Simone de Beauvoir (2005, edición original 1949). El segundo sexo. Ediciones Cátedra. ISBN 84-376-2233-6. • Librería de las Mujeres de Milán (1991). No creas tener derechos. Horas y Horas. ISBN 84-87715-07-9. • Nydia Bauzá Santiago (1986). El Feminismo y el Tacón de la Chancleta. Thesis (M.A.), Universidad de Puerto Rico. • Ana Irma Rivera Lassén (2001). Documentos del feminismo en Puerto Rico: facsímiles de la historia. Editorial de la Universidad de Puerto Rico. ISBN 0847701050. • Dughi, Pilar (2001). Manuela Ramos en la década de los ’90. Lima, Movimiento Manuela Ramos. • Real Academia Española (2001). Diccionario de la Lengua Española. 22° edición. Madrid, Espasa – Calpe. Tomo I. • Tamayo León, Giulia (2001). Bajo la piel. Derechos sexuales, derechos reproductivos. Lima, Programa de Estudios de Género (Centro Flora Tristán Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

SOCIOLOGIA EMPRESARIAL TURNO NOCHE

CICLO III:

38